Microlearning, cuando menos es más.

Leyendo sobre las diferentes tendencias a las que tener en cuenta durante este 2015, me encuentro en la mayoría de post con el “microlearning“. Por todos es sabido que los niveles de atención cada vez se recogen en menores espacios de tiempo, los “Millennials” tienen la misma capacidad de atención que un chico afectado por el TDAH. Es por ello que cada vez el micro aprendizaje se está convirtiendo en una opción que aporta valor a los procesos de aprendizaje. Esto se debe a que los cambios tecnológicos, económicos y sociales provocan la necesidad de nuevos conceptos y estrategias para apoyar el aprendizaje permanente.

El microlearning según la EduTech wiki: son unidades de aprendizaje a corto plazo, se refiere a los micro-perspectivas en el contexto de la formación, la educación y la formación. Con mayor frecuencia, el término se utiliza en el dominio de E-learning y se relaciona con una nueva perspectiva paradigmática en los procesos de aprendizaje. Durante años atrás esta tendencia ha estado vigente bajo otras denominaciones como: píldoras, pepitas de aprendizaje, microcursos…

Hasta ahora parecía que no contábamos con la tecnología adecuada a este nuevo paradigma, pero gracias a la evolución tecnológica, hoy día somos capaces de buscar, etiquetar, enlazar y compartir información en cualquier formato de forma inmediata. Por lo que de esta manera podemos poner a disposición de nuestros alumnos este tipo de recursos sin gran esfuerzo.

Microlearning

Esto es por lo que resulta interesante el microlearning en el mundo empresarial, podemos permitir que sea el trabajador quién decida cuándo y cómo quiere acceder a estos recursos. Por lo que para los departamento de formación y desarrollo, ofrecer este tipo de recursos a sus empleados se convierte en un paso natural. Aunque en el mundo empresarial la modalidad blended es la joya de la corona, cada vez son más empresas con ADN innovador las que se deciden a apostar por este tipo de recursos adoptando la filosofía “flipped classroom”, en los que los empleados son los verdaderos protagonistas  en el aprendizaje.

La inclusión del microlearning en la estrategia formativa de la compañía es la evolución natural para los departamento de formación y desarrollo de las empresas. Los módulos de aprendizaje encajan en la formación de nuestro personal desde el desarrollo de habilidades hasta los planes de acogida en los que se enseña el ADN de la compañía.

La ventajas  que presenta este nuevo paradigma al mundo de la formación corporativa es que son: fáciles de recordar para los alumnos, de acceso rápido y multidispositivo podemos ofrecerla por diferentes canales como tablets, portátiles o smartphones.

Estas son sólo unas líneas de aproximación a esta tendencia, que seguramente a lo largo de los años irá tomando protagonismo en las acciones formativas que desarrollen las empresas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s